Se encuentra usted aquí

Plástica

Plástica

La Enseñanza Artística, al involucrar al niño como un ser íntegro, compromete la percepción, el pensamiento y la acción creadora. Ponemos el acento no sólo en lo que el alumno aprende o descubre, sino en el hecho de que estamos creando la posibilidad y el hábito de abrir nuevas puertas al mundo, mostrando de éste, un hecho singular.

El proceso de enseñanza-aprendizaje de Plástica exige la interacción permanente con el docente, el contenido y entre los alumnos. Esta interacción ayuda al alumno a resolver los problemas y a asimilar el conocimiento como propio.

Uno de los propósitos de la Educación Artística es que el alumno reconozca e interprete los elementos y los códigos del lenguaje plástico; conocimiento que le permitirá utilizarlos en su expresión y comunicación. La enseñanza de la Educación Artística nos permite abrir el espectro para abarcar al ser humano totalmente, como un ser íntegro y complejo en sí mismo.

Metodología de enseñanza-aprendizaje

La metodología seleccionada es la de Aula-Taller, basada en el concepto de aprendizaje activo y espontáneo que se realiza en una situación de experiencia compartida. Los docentes tendrán la responsbilidad de orientar a los alumnos en el trabajo grupal e individual.

Durante el proceso se utilizará la lectura de imágenes, la que permite la percepción, el registro y la conceptualización de la estructura formal de la obra en cuestión. Ésta nos llevará a detectar las necesidades y los intereses de los alumnos.

El eje de esta metodología es la participación activa de todos los integrantes del grupo, alumnos y docente; el "participar" ayuda a nuestros alumnos a entender que son parte fundamental del proceso; los ayuda a comunicarse, intercambiar, reconocer y valorar el aporte del grupo.